Ha llegado el buen tiempo

Los toldos son ideales, para vivir el jardín incluso bajo la canícula, además de proteger los ambientes de los rayos solares, así como mantenerlos más frescos sin recurrir constantemente al aire acondicionado. Pratic propone dos tipos de toldos de sol para jardín: los de caída vertical y los extensibles, ambos con caja.
[Leer Mas]

Confort, estética y facilidad de uso caracterizan los toldos para jardín de caída vertical, proyectos avanzados que aúnan diseño y tecnología. Cada toldo está realizado a medida según las necesidades y la instalación puede llevarse a cabo a la pared o al techo. El funcionamiento excelente del toldo se debe al trabajo en sinergia de dos tecnologías: Power Spring System, para un tensado de la lona impecable y Magnetic Lock System, con función antiviento.

Ellisse, Musa, Smart, T-Way, T-Code y T-Hide son en cambio los toldos de jardín extensibles. Se trata de modelos que se distinguen por su extrema sobriedad y limpieza formal, además de la generosidad de la cobertura. Los modelos altamente tecnológicos T-Way, T-Hide y T-Code, están equipados con un sistema motorizado de tensado del brazo que se activa con un mando a distancia o sencillamente con un smartphone. Basta un toque para hacer que avance o retroceda el frontal, sin que el tejido haga ninguna arruga y para hacer bajar el volante, creando un espacio íntimo de tranquilidad y privacidad.

Tanto en los toldos de caída vertical como en los extensibles, la caja se puede personalizar eligiendo entre treinta y ocho matices de color: los ocho colores clásicos de Pratic y los nuevos colores Tiger puestos a punto por expertos de la arquitectura y del diseño. También la lona puede ser elegida entre las numerosas propuestas de la renovada Colección de Tejidos. De este modo, en base al contexto, se puede elegir entre un toldo de jardín combinado con los colores de la naturaleza circunstante o, en contraste, para crear una separación que ayuda al relax.


[Cerrar]

T-Box

T-Box es el toldo de caída hermoso y versátil. De hecho, el todo puede instalarse en la pared, en el techo o en una hornacina y se propone en dos versiones: con deslizamiento sobre cables de acero o bien en guías laterales de aluminio con Cremallera.

Pratic T-Hide

T-Hide

La estructura y el frontal del toldo de T-Hide se racionalizan en una única caja que contiene sus componentes técnicos y el toldo de brazos que puede alcanzar 700 cm de anchura y 400 cm de profundidad. Una solución elegante, que se hace aún más sugestiva por la iluminación a LED integrada.

Tende da balcone

T-Square

Toda la comodidad de un toldo de caída con una personalidad más esencial y firme. La forma de la caja es cuadrada, pero sin bordes afilados y permite ocultar el toldo que alcanza unas dimensiones importantes: 500 cm de anchura por 300 de profundidad.


Ambientes