Toldos de sol

Al resguardo del sol, entre tecnología y elegancia

El primer proyecto de la empresa son los toldos de sol que han llevado al mundo de los exteriores funcionalidad, tecnología y estética refinada. Desde 1960, Pratic interpreta la más difundida de las coberturas solares, confiriéndole siempre nuevos significados y posibilidades de uso.

Una evolución que ve su proprio origen con la patente del primer toldo de capota, ideado para responder a las necesidades de cobertura solar de ejercicios comerciales y verandas privadas que, todavía en la actualidad, representan una solución práctica, discreta y de estética atemporal.

Precisamente de este proyecto derivan las modernas creaciones de Pratic: toldos de sol con brazos extensibles o de caída vertical que las constantes actualizaciones del laboratorio Pratic Concept los han convertido en instrumentos de última generación por su tecnología, diseño y aporte estético. Soluciones avanzadas, con smartphone o con mando a distancia para activar la iluminación o la manipulaión – incluso automatizada, en caso de mal tiempo o fuerte viento, gracias a la introducción de sensores integrados específicos.

Los toldos extensibles o de caída Pratic pueden también estar equipados con una elegante caja que oculta en su interior el toldo cuando está cerrado, así como los componentes eléctricos. Además en el perfil interior, la iluminación a led permite crear una atmósfera tenue que hace cómodo el ambiente exterior, incluso durante las horas nocturnas.


[Leer Mas]

Las innovaciones caracterizan de modo especial la T-Project, la revolucionaria línea de toldos de sol para exteriores compuesta por los modelos T-Hide, T-Code, T-Way, T-Box, T-Line y T-Square, proyectada con el objetivo de ofrecer productos con unas prestaciones excelentes y con una estética limpia, que desde siempre han sido el rasgo distintivo de las creaciones de la empresa friulana. Proyectos con alma tecnológica en los que los toldos de sol se convierten en un elemento de diseño con el que poder dar vida a creaciones de gran valor, en las que se manifiesten la limpieza de las formas y la calidad de los materiales.

Además, los toldos de sol para terrazas, permiten ampliar los espacios de sombra del proprio exterior con elegancia y funcionalidad. En cambio los toldos de sol para balcones permiten filtrar la luz de modo impecable, permitiendo obtener una perfecta luminosidad de los ambientes internos de la propia casa.

Cada toldo de sol Pratic representa un proyecto de alta costura creado a medida, en el que la funcionalidad encuentra el confort y la estética más pura, hecha de ligereza y líneas esenciales.
En esta óptica de amplia personalización, Pratic ha ideado la nueva gama de colores específica del barnizado de las cajas de aluminio, que está compuesta por treinta tonalidades cálidas con un brillo duradero a lo largo del tiempo. A esta novedad se añade la Colección de Tejidos, una gama rica y especializada de telas acrílicas y de altas prestaciones, líneas en poliéster y una selección de tejidos resistentes al agua, todos ellos caracterizados por la calidad, el estilo y la clase incofundible del made in Italy.


[Cerrar]

Toldos de sol con brazos

Los toldos con brazos extensibles garantizan amplios espacios de cobertura del sol y una dimensión mínima, gracias a la elegante caja que contiene el toldo una vez cerrado. La manipulación, así como su extensión o inclinación, pueden ser activadas mediante un mando a distancia o un smartphone, que controlan también la iluminación a led integrada en la caja. Una solución avanzada que resiste también el viento fuerte gracias al sistema patentado FlexControl.

Toldos de sol de caída

Perfectos para crear espacios de privacidad protegidos, los toldos de caída de nueva generación ofrecen excelentes prestaciones en cualquier condición atmosférica. Las tecnologías Power Spring System y Magnetic Lock System garantizan el perfecto tensado de la lona en cualquier posición de apertura, incluso en presencia de brisas sostenidas, permitiendo su enrollado dentro de la caja en caso de viento muy fuerte o de mal tiempo.

Toldos de capota

Un clásico atemporal, campeón de versatilidad y personalización. El primer toldo de capota nace y es patentado por Pratic en el año 1960 y, todavía en la actualidad, se elige por su uso sencillo y eficaz, pero también por su máxima resistencia a los agentes atmosféricos. Las líneas pueden ser redondeadas o más lineales, mientras que una gama completa de tejidos permite personalizar la estructura de aluminio respetando la estética de cualquier contexto. La manipulación está disponible en versión manual o automatizada.