Funcionalidad y estética racionales

Confort, estética y facilidad de uso. Son estos tres elementos los que caracterizan los toldos de sol de caída vertical de nueva generación Pratic: proyectos altamente tecnológicos que concentran, dentro de una caja de dimensiones contenidas, la más avanzada tecnología usada en el sector de las coberturas solares.
[Leer Mas]

Cada toldo de sol de caída vertical Pratic está realizado a medida, desde sus dimensiones a la instalación, pasando por la elección del color. De hecho, es posible elegir el color más adecuado a las propias necesidades entre toldos que miden de 400 a 950 centímetros de anchura y de 300 a 500 centímetros de profundidad. La instalación puede llevarse a cabo a la pared, al techo o en una hornacina, mientras que en lo que se refiere a los colores, Pratic ofrece una amplia selección, tanto para la lona como para la caja. Los perfiles en aluminio de la caja se pueden personalizar con los ocho colores clásicos de Pratic o con los ulteriores treinta colores Tiger, elegidos en colaboración con estudios de arquitectura y diseño. Calidad siempre al máximo nivel que garantiza elevados estándares anti-derioro, brillo del color, así como facilidad de limpieza y mantenimiento. Incluso la lona puede ser elegida de entre las numerosas propuestas de la renovada Colección de Tejidos, cada uno de los cuales garantiza excelentes prestaciones, durabilidad y un refinado resultado estético.

Para permitir un funcionamiento siempre óptimo del toldo de sol de caída, en cualquier posición que adopte la lona y con cualquier condición atmosférica, Pratic usa dos tecnologías de vanguardia. Power Spring System es el sistema que permite el tensado homogéneo y constante de la lona en cualquier posición de apertura. En cambio, Magnetic Lock System garantiza tensado y estabilidad, incluso en presencia de brisas contenidas: cuando las ráfagas de viento inflan el tejido y provocan la separación del frontal de su ubicación, Magnetic Lock System entra en funcionamiento, usando su fuerza magnética para contribuir a acercar el frontal al sistema telescópico amortiguador hasta su total reenganche.

Una vez cerrado, la lona se enrolla con el soporte de cables de acero o guías laterales de aluminio, para que resulte escondida, junto a los componentes eléctricos. La manipulación del toldo de sol de caída es motorizada y puede ser activada cómodamente a través de un mando a distancia o un smartphone. En los modelos T-Box, T-Line y T-Square, unos sensores integrales especiales detectan el viento fuerte y el mal tiempo, procediendo al cierre automático del toldo.

Para disfrutar de la belleza de los ambientes externos, incluso durante las horas nocturnas, los toldos de caída vertical Pratic pueden estar integrados con una elegante iluminación a led en el perfil inferior de la caja hermética. Una solución sencilla y funcional que permite a los toldos de sol de caída para balcones el poder convertir sus propios exteriores en sugestivos espacios confortables, donde cada elemento técnico se pone al servicio de la estética más pura.


[Cerrar]

T-Box

T-Box es el toldo de caída hermoso y versátil. De hecho, el todo puede instalarse en la pared, en el techo o en una hornacina y se propone en dos versiones: con deslizamiento sobre cables de acero o bien en guías laterales de aluminio con Cremallera.

Tende da balcone

T-Square

Toda la comodidad de un toldo de caída con una personalidad más esencial y firme. La forma de la caja es cuadrada, pero sin bordes afilados y permite ocultar el toldo que alcanza unas dimensiones importantes: 500 cm de anchura por 300 de profundidad.

T-Line

El toldo vertical enrollable T-Line está equipado con una elegante caja que esconde el toldo cuando está enrollado. Los cables laterales de acero y el sistema de enganche Magnetic Lock System® permiten siempre el correcto tensado.

Windy

Para cerrar los espacios y las estructuras externas Pratic ha ideado Windy, el toldo de desplazamiento vertical con guías telescópicas que permite su instalación, incluso ante la presencia de montantes o paredes desnivelados. El diseño lineal se hace todavía más puro por la utilización de la caja que alberga el toldo enrollado.

X1

X1 es el estor con cables de acero inoxidable ideal para ventanas y terrazas.

X2

X2 es el estor caracterizado por formas suaves y redondeadas, que puede alcanzar 470 centímetros de anchura y 300 de altura.

X3

X3 es el toldo de caída instalable a la pared o al techo. Costuras con hilo Tenera y cables en acero inoxidable de cuatro milímetros garantizan un excelente rendimiento de duración y resistencia, mientras que el sistema Magnetic Lock System hace su uso sencillo y la estética siempre impecable.

Pe 75 Box

Toldo punto recto con cofre para la protección de la lona con deslizamiento sobre guías laterales.

Pe 80

Toldo punto recto con brazos sobresalientes.

Pe 70 Box

Toldo punto recto con cofre para la protección de la lona con deslizamiento sobre guías laterales y brazos sobresalientes.

Pe 10 Box

Toldo punto recto.

Pe 80 Box

Toldo punto recto con cofre para la protección de la lona con brazos sobresalientes.

Pe 75

Toldo punto recto con deslizamiento sobre guías laterales.

Pe 70

Toldo punto recto con deslizamiento sobre guías laterales y brazos sobresalientes.

Veranda

Proyectado, como sugiere su nombre, para cristaleras y verandas, este innovador toldo puede estar realizado en más módulos para poderse adaptar perfectamente, por medidas y diseño, al contexto de la instalación.

PE 10

Toldo punto recto.


Toldos de sol